Cinco consejos para tomar buenas decisiones

Tomar decisiones es uno de los actos más importantes a la hora de inspirar confianza en tu jefe o gerente. Algunas personas son reacias a tomar decisiones o prefieren demorarlas. Evitar suspirar por lo que se debe hacer o no, puede ayudarte a tomar mejores decisiones. Aquí dejo cinco consejos para tomar decisiones de forma rápida pero calculada:
1. Deja de buscar la perfección: La mayoría de los jefes prefieren un proyecto o informe al 80% pero entregado unas pocas horas antes que completado al 100% cinco minutos después. Moraleja: “No esperes a que todo sea perfecto. Los que toman decisiones eficientes, en lugar de buscar lo imposible, tienden a lanzarse sin tener todas las respuestas y confían en que serán capaces de construir las alas mientras caen”.
2. Se independiente: Los que toman buenas decisiones son “independientes en colaboración”. Tienden a rodearse de los mejores y hacen preguntas concretas. Por ejemplo, en una reunión con expertos en la materia, no preguntan “¿Qué debería hacer?” Más bien, su consulta sería “¿Qué piensas de esto?” Esperar a comités para tomar decisiones, puede llevar mucho tiempo. Toma la información de fuentes fidedignas y luego actúa con rapidez.
3. Desconecta tu cerebro: La idea llegará cuando menos te lo esperas. Al igual que cuando de repente recuerdas el nombre de un actor que pensabas que habías olvidado definitivamente. Lo mismo ocurre cuando estás intentando tomar una decisión. Pero simplemente con desconectar tu cerebro durante un tiempo o incluso cambiando de tema, le darás a tu cerebro la oportunidad de explorar toda la información que tiene almacenada y preparada para ser recuperada.
4. No resuelvas problemas, decide: Una decisión puede resolver un problema, pero no todos los problemas pueden resolverse con una decisión. En cambio, la toma de decisiones a menudo se basa más en la intuición, que en el análisis. Escoger un proveedor, por ejemplo, requiere examinar datos históricos, referencias y precios, pero la clave suele estar en las sensaciones que te transmite.
5. Asume tus errores: Incluso tomar una decisión incorrecta puede hacerte ganar más respeto y lealtad, si admites que has cometido un error y lo solucionas, que si muestras ser indeciso con frecuencia.

Y para cerrar este post, os dejo con la siguiente frase del novelista estadounidense Neale Donald Walsch:
> “Cada decisión que tomes no es una decisión sobre lo que haces. Es una decisión sobre quién eres. Cuando entiendes esto, todo cambia. Empiezas a ver la vida de forma diferente. Todos los eventos, sucesos y situaciones se convierten en oportunidades.”

Vía: http://completeintelligence.com/blog/

Joan Mira

Interactive web developer and creative technologist in London