Graduados en cine, moda y sistemas 'web'

Descargar el listado de carreras que las universidades ofrecerán el año que viene

Más de 200 titulaciones, la mayor parte, en universidades privadas. Entre las carreras clásicas como Medicina, Derecho o Arquitectura, algunas novedosas como Cine y Televisión, Diseño de Moda o Ingeniería de Sistemas Web, que responden a enseñanzas que ahora estaban dispersas en otras carreras, en academias, escuelas superiores o los títulos propios de las universidades. Éste el mapa de las primeras titulaciones adaptadas a Europa, al que ha tenido acceso EL PAÍS, que las universidades españolas quieren ofrecer el próximo curso. Son los primeros 207 títulos de Grado -los nuevos estudios comunes en toda Europa que sustituirán en los próximos años a licenciaturas y diplomaturas- que antes de tres meses tiene que aprobar el Ministerio de Educación.

Medicina y Derecho serán los más abundantes entre los nuevos títulos. Sólo el 30% de campus públicos han presentado propuestas

“Un plan de estudios que sea una mera ocurrencia no va a pasar la verificación”, advirtió ayer la ministra, Mercedes Cabrera. Pero en el listado se vislumbra ya la heterogeneidad y posibilidades de especialización que presentará la oferta de carreras en el futuro.

Desde luego, nada tendrá que ver con las 140 licenciaturas y diplomaturas que existen ahora mismo, ni con las 79 carreras adaptadas a Europa que propuso Educación en febrero de 2006, poco antes de que se decidiera que ya no sería el Estado quien diseñase los planes de estudios. Tras continuas polémicas sobre la reestructuración de las carreras por la posible eliminación de títulos como Historia del Arte -muchas carreras de Humanidades vieron peligrar su existencia-, que lastraba un proceso que parecía que no iba a arrancar nunca, Mercedes Cabrera llegó al ministerio en abril de 2006, sustituyendo a María Jesús San Segundo, con la misión de José Luis Rodríguez Zapatero de que la universidad europea comenzase ya a andar en España.

Cabrera ha optado por cambiar de raíz el concepto: son las universidades las que deciden qué títulos dan. Cada campus hace sus planes de estudio y, si superan los controles de calidad del ministerio -a través de la Agencia de Calidad, Aneca- y de las comunidades, pasan a formar parte del Registro oficial de títulos. Al estilo del esquema anglosajón, los expertos prevén que en el nuevo modelo lo más relevante para acceder al mundo laboral o el académico ya no será el nombre del título que se haya cursado, sino los contenidos, lo que se haya aprendido, y en qué universidad se haya cursado.

El proceso aún está abierto. Estas 207 son las titulaciones que el ministerio se ha comprometido a evaluar a tiempo para que estén listas el próximo curso, pero puede que dé tiempo a verificar algunas más que se presenten a partir de ahora, aseguró Cabrera. En cualquier caso, todas las carreras que se ofrezcan a partir del curso 2010-2011 tienen que responder al nuevo modelo. Y la polémica probablemente tampoco termine aquí. Para empezar, porque aún se ha aclarado el esquema de las ingenierías con atribuciones profesionales, ya que siguen negociando el Gobierno, los rectores y los colegios profesionales. Por eso, algunos de los 19 títulos de ingeniería que se han presentado pueden estar sujetos a cambios, por ejemplo, la Ingeniería Industrial que quiere ofrecer la universidad privada del País Vasco Mondragón Unibertsitatea.

Cabrera no se atrevió ayer a decir cuáles de los títulos presentados son nuevos, ya que puede que algunos tengan un nombre novedoso, pero sus contenidos respondan a carreras actuales. Lo sabrán cuando empiecen a verificar las propuestas. Desde luego, las que más se han solicitado (Medicina en diez campus, Derecho o Periodismo, en ocho) no son nuevas. Sin embargo, algunos nombres de propuestas de universidades privadas como Arte y Proyectos multimedia o Ciencias de la Danza y el Movimiento (Universidad Europea de Madrid), Diseño de Moda o de Interiores (Camilo José Cela) o Cine y Televisión (Ramín Llull), sin duda lo parecen.

Precisamente, han sido las universidades privadas las que han tomado la delantera y se han apresurado a presentar más carreras adaptadas. Acaparan casi dos tercios de los nuevos títulos, aunque es una pública, la Carlos III de Madrid, la que ha presentado más títulos: 23. El 70% de los campus públicos no ha presentado ningún título nuevo. “Un aluvión de titulaciones, probablemente nos hubiera chocado”, dijo Cabrera. “Se trata de un proceso en el que cada uno se incorpora en el momento que considera más oportuno”, añadió. La Complutense, la universidad presencial con más alumnos, ya dijo hace meses que el tiempo que han tenido para diseñar nuevos títulos era muy justo. Tampoco universidades como la de Sevilla, la Autónoma de Madrid, la de Barcelona o la UNED lo han hecho. Por comunidades, se quedarán probablemente sin títulos adaptados el próximo curso Andalucía, Extremadura y Castilla-La Mancha.

Sí se empezarán a ofrecer, también en dos universidades privadas, los títulos para ser maestro de Educación Infantil y Primaria, que pasan de tener tres cursos a cuatro como todas las carreras. También recordó la ministra el compromiso de las universidades para facilitar en los próximos años que los alumnos que hayan empezado titulaciones antiguas se puedan pasar a las nuevas.

Con estos nuevos títulos arranca por fin el anunciado cambio de las universidades españolas, pero ahora el verdadero reto es, según señalaron los ministros de Educación europeos en la última cumbre de Londres, que estos cambios no sean sólo un maquillaje de lo que hay ahora y que se modernice la forma de enseñarlos, por ejemplo, con menos clases magistrales.

Vía ElPais

Joan Mira

Interactive web developer and creative technologist in London