Internet, a punto de romper con la tiranía del .com, .net y .org

Internet está a punto de sufrir uno de los cambios más radicales en su funcionamiento si el próximo jueves 26 de junio se aprueba una propuesta para liberar el nombre de los dominios de mayor nivel, según informa BBC News.

Actualmente este tipo de dominios son muy limitados y su uso está estrictamente controlado por la Icann, el organismo regulador que decide en última instancia que terminaciones tienen las direcciones de la web. Los llamados de máximo nivel son los de los diferentes países (.es, .fr o .uk), el archiutilizado .com, los intitucionales .org o el .net.

La Icann vota el próximo jueves una propuesta que permitirá crear dominios con marcas, letras, nombres propios o caracteres asiáticos

La intención de esta propuesta es que este sistema sea más flexible y se amplíen las denominaciones de los dominios cuya escasez da muchos problemas especialmente a las empresas que ven como sus marcas pueden ser utilizados por otros, si fueron registradas con anterioridad. De hecho, esta propuesta quiere permitir que se puedan utilizar las marcas de las empresas como nombres de los dominios, al igual que los nombres propio y cualquier palabra o letra. Los nuevos dominios podrían empezar a funcionar a partir del año que viene.

Caracteres asiáticos y árabes

Uno de los grandes avances sería para los idiomas árabes y asiáticos pues se podría utilizar a nivel internacional direcciones con sus propios caracteres. Hay que recordar, que la ñ se ha podido empezar a utilizar en una dirección de Internet desde el pasado 5 de noviembre de 2007, ni tan si quiera un año.

Pero liberalizar los nombres de los dominios no es una tarea tan sencilla como pueda parecer en un principio. La Icann lleva trabajando en la flexibilización de sus normas al menos tres años, y asegura que lleva invertidos más de 10 millones de dólares en desarrollar un sistema más abierto.

Por lo tanto la creación de un nuevo nombre de dominio será más caro que los actuales registros de dominios bajo una dirección genérica, y se elevarán a varios miles de dólares. El proceso incluirá un sistema de arbitraje neutral en caso de conflicto.

Las personas particulares podrán hacer un dominio con su nombre o incluso con letras, pero siempre que se demuestre que tienen un plan de negocio y que cuentan el soporte técnico necesario. Por su parte, las empresas podrán registrar cualquier nombre que sea parte de su propiedad intelectual.

Si se la liberación de los nombres de dominios llega a hacerse una realidad se espera que se disparen la aparición de nuevas direcciones en Internet a partir de su puesta en marcha en 2009.

Joan Mira

Interactive web developer and creative technologist in London