Las lecciones de liderazgo de Steve Jobs

Hace poco que leí un artículo en la revista HBR titulado “The Real Leadership Lessons of Steve Jobs” que resume perfectamente las claves del éxito de Apple y los ideales que Steve Jobs transmitió a su gente mientras estuvo al cargo de la compañía. Lecciones que a Jobs le sirvieron para crear la empresa más valiosa del mundo y a lo largo del camino ayudar a transformar varias industrias: ordenadores personales, películas de animación, música, teléfonos, tabletas, tiendas de distribución y publicidad digital. Estas son algunas de las claves de su éxito según el autor de su biografía Walter Isaacson. Papel, lápiz y a tomar nota:

  1. Enfocarse: Jobs solía reunir a los “top 100” de la empresa delante de una pizarra en blanco y preguntarles “¿Cuáles son las 10 cosas que deberíamos hacer a continuación?” La gente luchaba porque su sugerencia figurara en la lista. Al final el grupo obtenía una lista con 10 propuestas. Entonces Jobs tachaba las 7 de la parte inferíos de la lista y decía “Nosotros solo podemos hacer 3.” Según Jobs, si lanzas más de cinco productos podrás conseguir que sean adecuados pero no geniales.
     
  2. Simplificar: “La simplicidad es la última sofisticacion” decía el primer folleto publicitario de Apple. Para ver lo que esto significa, compara cualquier software de Apple con Microsoft Word… Jobs sabía que la simplicidad no es solo un diseño minimalista, para eliminar tornillos, botones o un exceso de pantallas de navegación, es necesario entender profundamente el papel que juega cada elemento.
     
  3. Asumir la responsabilidad de principio a fin: Esto significa conseguir que hardware, software y los dispositivos periféricos de Apple se puedan integrar y sincronizar entre sí de forma sencilla formando un único ecosistema. Jobs no soportaba la idea de que un gran software de Apple se usara en el hardware de otra compañía o viceversa. Esto puede que no fuera la opción más rentable en algunos casos, pero aseguraba que la experiencia de usar un producto de Apple fuera algo placentero.
     
  4. Si vas por detrás, ¡salta!: No se trata de ser siempre el primero en tener una gran idea, también hay que saber saltar cuando nos encontramos por detrás. El iMac original no incluía grabadora de CDs y en aquel momento todos los usuarios de PCs podían grabar sus propios CDs de música. Jobs en lugar de mejorar la unidad de CD del iMac, decidió crear un sistema integrado que transformaría la industria de la música. El resultado fue la combinación de iTunes y del iPod, lo que permitió a los usuarios comprar, compartir, gestionar y escuchar música mejor que con cualquier otro dispositivo.
     
  5. Los productos antes que los beneficios: John Sculley, quien trabajó como directivo de marketing para Pepsi, dirigió Apple de 1983 a 1993 después de la marcha de Jobs. Su prioridad fue incrementar los beneficios de la compañía, relegando el diseño de productos a un segundo puesto. Apple empezó a perder ventas de forma gradual hasta que Jobs regresó y Apple volvió a centrarse en crear productos innovadores como el iMac, el iPod, el iPhone y el iPad. La prioridad es hacer grandes productos, todo lo demás es secundario.
     
  6. Usa tu intuición: En la primera reunión para diseñar el Macintosh, un miembro del equipo pregunto si deberían hacer una investigación de mercado para ver que es lo quieren los clientes. “No”, respondió Jobs, “porque* los clientes no saben lo quieren hasta que se lo muestras*.” Citó a Henry Ford: “Si hubiera preguntado a los clientes que es lo que querían, me habrían dicho ‘¡Un caballo mas rápido!’”. Preocuparse por lo que quiere el cliente es muy diferente a preguntarle continuamente qué es lo que quiere. A la hora de crear productos revolucionarios, la intuición es una herramienta mucho más poderosa que el intelecto.
     
  7. Dobla la realidad: Haz posible lo imposible. Una de las habilidades más conocidas de Jobs, era la capacidad para empujar a la gente a conseguir objetivos imposibles. Una vez le pidió a Steve Wozniak que creara un juego llamado Breakout. Woz dijo que le llevaría meses, pero Jobs le dijo que el podía hacerlo en 4 días. Woz sabía que eso era imposible, pero finalmente lo hizo en 4 días. Del mismo modo inspiró a su equipo a cambiar el curso de la historia de los ordenadores contando con una pequeña fracción de los recursos que en aquel momento tenían Xerox o IBM.

Y para finalizar, una frase que refleja muy bien la filosofía de Jobs y que ya aparecía en un anuncio de Apple de 1997:

“The people who are crazy enough to think they can change the world are the ones who do.” Apple’s “Think Different” commercial, 1997

[Traducción libre: “La gente que está suficientemente loca como para pensar que pueden cambiar el mundo son los que lo hacen.”]

Joan Mira

Interactive web developer and creative technologist in London