Lo que hay que hacer (y lo que no) para motivar a tu equipo de trabajo

Todos estamos de acuerdo en que cuando un empleado con potencial está motivado, puede desarrollarse de forma espectacular y hacer crecer el negocio. En un reciente estudio llevado a cabo por TowersWatson, se observa que menos del 21% de los trabajadores encuestados se consideran altamente motivados y un 8% admiten estar totalmente desmotivados. Otros estudios muestran que el compromiso de los empleados con la empresa, depende fundamentalmente de estos tres factores:

  • Alineación**del empleado con los objetivos y visión de la empresa.
  • Fe del empleado en la capacidad de los equipos directivos y su compromiso para alcanzar las metas fijadas.
  • Confianza en que su supervisor directo apoyará a su gente y les ayudará a tener éxito.

Aquí os dejo algunas recomendaciones para mantener motivado a vuestro equipo de trabajo:

  1. No te enfades: “Enfadarse es fácil. Cualquiera puede hacerlo. Pero enfadarse de la forma adecuada, con la intensidad adecuada y en el momento justo, eso sí es difícil.” (Mark Twain).
  2. No seas frío, distante, agresivo o antipático: Tu equipo te juzgará por tus acciones, estados de ánimo y conductas, no por tus intenciones.
  3. No transmitas mensajes contradictorios a tus empleados: Los mensajes deben ser simples, concretos y estar priorizados. Demasiados mensajes e iniciativas confunden a la gente.
  4. No mientas a tu equipo: Esto incluye ocultar información y decir cosas en las que no crees. La gente suele tener bien afinado el detector de mentiras.
  5. No actúes como si tu propio bienestar fuera lo que más te preocupa: Tu éxito llegará a través del éxito de tu equipo.
  6. No evites responsabilizarte de tus actos: Tú eres el líder y como tal, debes predicar con el ejemplo.
  7. No saques conclusiones precipitadas: Primero hay que comprobar los hechos y contrastar la información.
  8. Haz lo que dices que vas a hacer y cuando dices que lo vas a hacer: Es la mejor forma de transmitir que eres responsable y que cumples tus promesas.
  9. Responde a tus llamadas y emails: Tu equipo es tu cliente y las peticiones de los clientes deben responderse puntualmente.
  10. Apoya públicamente a tu gente: Las discrepancias con los miembros de tu equipo hay comunicarlas a posteriori y en privado.
  11. Admite tus errores: Y asume la culpa de los fracasos.
  12. Reconoce el trabajo bien hecho: No hay que subestimar el poder del reconocimiento del trabajo bien hecho.
  13. Pregunta y escucha: “El directivo del futuro sabrá qué preguntar en lugar de qué decir” (Peter Drucker).
  14. Sonríe y ríete: Diviértete. Pero, se auténtico; una sonrisa falsa es peor que no sonreír.

Y por último, siempre es recomendable echarle un vistazo a los consejos sobre gestión y dirección de algunas de las principales empresas de hoy día: 8 Management Lessons I Learned Working At Apple y 6 Innovation And Management Lessons From Google.

Vía | Business Insider

Joan Mira

Interactive web developer and creative technologist in London