Manual de estilo de cómo escribir una entrada de blog

El siguiente post lo he copiado “a saco” de manualdeestilo.com, un proyecto que ha puesto en marcha la Fundéu BBVA, la Fundación de el Español Urgente, con el objeto de recopilar «ideas, consejos, preguntas, dudas e instrucciones para todos aquellos que estén interesados en mejorar su comunicación a través de Internet, los nuevos medios y las redes sociales.

Una entrada de un blog debe mantener el equilibrio entre el tono profesional de un medio tradicional y la informalidad de la conversación hablada, conservando la calidez que caracteriza a Internet.

Las entradas —post o anotaciones— deben estar escritas evitando en lo posible el exceso de coloquialismos, el uso de emoticonos o el “lenguaje SMS” porque le dan al blog un estilo excesivamente juvenil. Los blogs permiten un acercamiento único a productos, servicios, lugares, hardware, software, porque la opinión del bloguero es valiosa para el lector.

Extensión

Una entrada de un blog tiene que tener el número de palabras necesario para que desarrolles la idea que quieres transmitir. A veces con dos líneas y una imagen logras transmitir la idea, y comunicas mejor con tu lector que con una parrafada en la que no dices nada.

A efectos de entendernos sobre todo con periodistas y personas que están acostumbradas a contar palabras, nosotros tomamos como referencia de un post normal aquél que tiene unas 400 palabras, distribuidas en 3 ó 4 párrafos.

El primer párrafo es la parte más importante del texto. Debe contener de forma resumida la información más importante del post y dejar claro al lector el objetivo o la intención del mismo. Los párrafos posteriores servirán para desarrollar la información. Algunas cosas que se deben dejar claras en este primer párrafo son:

  • La fuente o fuentes de información en las que nos hemos basado para escribir el post (con enlace).
  • Si la información que se presenta es un rumor y por tanto no está confirmada todavía.

Los posts breves, como su propio nombre indica, tienen 3 ó 4 líneas que se utilizan para publicar de forma rápida una noticia que puede resultar interesante para los lectores pero que no merece, al menos en ese momento, una entrada más larga para desarrollar la información. Resultan muy prácticos para sacar rápidamente una historia importante sobre la que aún no hay demasiados datos (aunque si hay tiempo de escribir un post normal es preferible hacerlo, y decir que estamos pendientes del desarrollo de la noticia para ir actualizando. Luego se va renovando el post, aclarando “(Actualización)” en el título cuando esto se haga.

Joan Mira

Interactive web developer and creative technologist in London