¿Por qué es positivo que los gobiernos suban los datos públicos a la web?

Los expertos del Bilbao Web Summit han pedido a los gobiernos y administraciones que cuelguen todos los datos públicos en la web para que los ciudadanos los puedan utilizar. El miedo o la incertidumbre son los principales problemas a los que se enfrenta esta iniciativa, conocida como open government.

La filosofía de datos abiertos para los ciudadanos fue uno los temas abordados en la segunda jornada del Bilbao Web Summit.

En todo el mundo existe un centenar de iniciativas de open data, es decir, conjuntos de datos que los gobiernos ponen a disposición de los ciudadanos en internet de forma libre. Así lo ha señalado José Manuel Alonso, director de e-administración del Centro de Tecnologías de la Información y la Comunicación (CETIC). La filosofía de ‘datos abiertos’ ha sido uno los temas abordados hoy en la segunda jornada del Bilbao Web Summit que se celebra en la capital de Vizcaya.

En el congreso, los expertos han analizado de qué forma algunos gobiernos están volcando su información en la web, como es el caso de la administración estadounidense. “En data.gov queremos que los datos sean accesibles y comprensibles”, ha explicado Jeanne Holm, arquitecta jefe de conocimiento de la NASA y portavoz de data.gov, la iniciativa de datos libres del gobierno de Obama.

En sus inicios, hace dos años, el proyecto contaba con 47 conjuntos de datos y ahora tiene más de 390.000, que son consultados por todo tipo de público y de cualquier edad. Esta información proviene de 172 agencias del gobierno federal.

“Estamos respondiendo de forma flexible a los desastres como el de BP en el Golfo de México o el terremoto de Fukushima, donde pudimos medir los niveles de radiación y compartir esos datos en tiempo real”, ha indicado Holm.

Una carrera de obstáculos

El fundador de la web, Tim Berners-Lee, es un férreo defensor de esta filosofía. “Mucha gente cree que la visibilidad de los datos gubernamentales conduce a la transparencia”, ha asegurado. Por medio del World Wide Web Consortium (W3C) se ha reunido con diferentes dirigentes para que ofrezcan todos sus datos a la ciudadanía y se ha encontrado con muchos obstáculos.

“Para superar los problemas de *open data *pensamos escribir un libro con las cien excusas principales que la gente suele utilizar”, ha bromeado. El presupuesto necesario para colgar todos los datos en la web es la razón que más esgrimen las autoridades públicas. Aunque “resulta más barato hacerlo de la forma correcta”, ha puntualizado la experta de data.gov.

Además, la incertidumbre o el miedo de los gobiernos ante los cambios son dos obstáculos al que se enfrentan iniciativas de este tipo. Pero algunos ejecutivos las sacan adelante, como el vasco. “Nuestro objetivo es devolver a la ciudadanía algo que nosotros hemos hecho con su dinero”, ha recalcado Idoia Mendia, consejera de Justicia y Administración Pública del gobierno vasco.

Con la plataforma Irekia, el primer portal de *open data *en España, el ejecutivo vasco ofrece a los ciudadanos 1.350 bloques de datos. “Ayer mismo colgamos datos electorales”, ha añadido.

Parte de la ‘nube’

“¿Por qué se comparten los datos?”, se ha preguntado Berners-Lee, y él mismo se ha respondido: porque cuando compartes en la web, formas parte de la ‘nube’, de una cantidad ingente de información “que se duplica cada diez meses”, explica.

Desde su punto de vista, no se trata solo de colgar información sino de enlazarla con otra con el objetivo de que la gente la utilice como quiera y pueda resolver problemas. “Si lo consigues, eres parte de un movimiento muy importante”, ha afirmado el ingeniero.

Una de las asignaturas pendientes de esta filosofía es conseguir que llegue a extenderse en los países menos desarrollados. En este punto, W3C lucha para que, en los países del hemisferio sur, donde apenas existen tres proyectos, puedan florecer trabajos de este tipo. “Animo a todas las personas a que publiquen datos de la mayor calidad posible”, ha alentado Berners-Lee.

Vía SINC

Joan Mira

Interactive web developer and creative technologist in London